Bienvenidos
¡Bienvenido Invitado a Arcadia! esperamos que disfrutes de tu estancia aquí. Hasta ahora has publicado en el foro 25 mensajes.
-------
Si aún no has pasado por las reglas ó las guías, te sugerimos que lo hagas para mejor comodidad, tanto tuya y de los administradores.
¡Que disfrutes del roleo!
Conectarse

Recuperar mi contraseña

STAFF
Importate!
-Se buscan miembros para el Consejo Estudiantil -Recuerda firmar los censos
Afiliados VIP
Estación del año
Últimos temas
» Reglas generales
Mar Sep 18, 2012 4:55 pm por Tsunayoshi Sawada

» Diario de una bruja
Mar Nov 22, 2011 10:01 am por Emily Aquamoon

» Personajes Ocupados
Mar Nov 22, 2011 7:54 am por Emily Aquamoon

» Registro Estudiantil
Mar Nov 22, 2011 7:50 am por Emily Aquamoon

» Registro de Empleos
Mar Nov 22, 2011 7:45 am por Emily Aquamoon

» Ficha de Emily
Mar Nov 22, 2011 7:40 am por Emily Aquamoon

» Para Afiliar...?
Mar Oct 04, 2011 9:00 pm por SSGaiden

» Hope Estheim
Sáb Sep 24, 2011 7:26 pm por Hope Estheim

» Bryan Wolfman
Mar Sep 20, 2011 8:58 pm por Bryan Wolfman

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 15 el Mar Mayo 31, 2011 8:56 pm.

Evans Lecter

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Evans Lecter

Mensaje por Evans Lecter el Miér Jun 22, 2011 5:23 pm

- Nombre: Evans
- Apellido(s): Lecter
- Apodo:
- Edad: 18
- Sexo: Hombre
- Sexualidad: Homosexual
- Academia: Boch
- Empleo: Recepcionista en Restaurant Luxurious
- Raza: No muerto
- Habilidades: Controlar la forma física del agua, dándole una forma definida pero sin detalles. Puede “expandir” los líquidos, creando grandes cantidades de una pequeña porción, por lo que es capaz de utilizar cualquier pequeña cantidad de agua a su alcance.

Puede congelar cualquier líquido, así como también bajar la temperatura de los objetos hasta congelarlos.Ya que el hielo es su especialidad, lo usa para diferentes cosas:

Después de darle forma al agua, la congela. Ésta habilidad la usa especialmente para armas punzantes, ya que no puede hacer una forma compleja.

Poner trampas. Éstas sólo sabe (hasta ahora) hacer 2 tipos de trampas. La primera reacciona al contacto, causando que aquel que la toque quede congelado instantáneamente por un tiempo. La otra se acciona en un determinado tiempo, definido previamente: Un pilar de hielo sale del lugar, y dependiendo de su finalidad puede ser una simple barrera o un arma.

Debido a que fue revivido con parte de la energia de su hermana, tiene las capacidades físicas de un vampiro: mayor fuerza y velocidad a las de un humano, así como sentidos más desarrollados.

- Descripción Física: Evas es un chico de estatura promedio para su edad, 1.77m. Es de tez pálida y tersa. Su cabello es castaño y lacio, pareciera que siempre está ligeramente desordenado. Sus ojos son de un café claro, que con cierta cantidad de luz puede parecer “color miel”, es delgado y está en buena forma sin llegar a ser demasiado musculoso.

- Descripción Psicológica: Es un chico decidido, es sociable, pero manipulador, suele pensar que es superior a los demás, por lo que siempre trata de dar una imagen perfecta, o de acuerdo a lo que le conviene. Le gusta que le pongan atención.

Le gusta analizar las situaciones antes de tomar una decisión. Es agresivo sólo en momentos necesarios, ya que piensa que perder el control de sus emociones, es ser inferior a los demás.

Su hermana es, probablemente, la única persona de la que se preocupa, y con quien es "una buena persona", sin embargo con todos los demás, no tiene problema en portarse de "forma inadecuada"

- Imagen del personaje:
Spoiler:


- Historia: Su familia era adinerada. Sus padres eran muy religiosos, por lo que a su hermana gemela y a él trataron de enseñarlos de acuerdo a su religión.
Sus padres deseaban aprovechar esas cualidades que ellos tenían, en especial las de su hermana, pues, según él, ella era mejor en muchas cosas. Los inscribieron a diferentes cursos, en la mayoría el perdía el interés muy rápidamente. Sin embargo fotografía le gustó demasiado, fue su curso favorito, y al perder el “derecho” de seguirlo estudiando, no encontró de nuevo algo que le agradara tanto como eso. Sus padres pensaron que él había ocasionado el fuego, pero él no había sido. Sabía que esos químicos eran inflamables, pero jamás quemaría las fotos que había tomado, y mucho menos aquella que tenía de la familia al completo: Su madre, su padre, su hermana e incluso él mismo.
Evans considera que su vida fue bastante normal hasta que su hermana, tiempo después le comentó su capacidad de crear fuego. Sorprendido por esto no supo reaccionar de forma adecuada, pues desde el incidente con las fotos no le agradaba del todo las cosas que se incendiaban, a pesar de lo que sus padres pudieran pensar. Tomó, según él, la decisión correcta al no comentar nada, y tan sólo decirle que no les diría a sus padres. Él sabía que eso les molestaría.
Años después, él mismo descubrió un poder similar pero completamente contrario. Fue en un día muy común, tan común que se preguntó si de esa manera tan natural su hermana podía crear fuego. Él se dio cuenta que había sido por su causa, o al menos lo imaginó, recordaba lo que su propia hermana había hecho, y entonces no le pareció tan ilógica la idea.
Sin embargo, tan sólo estuvo seguro cuando repetidas veces sucedió. Simplemente deseaba que algo fuera más fresco, o hacía que finalmente lloviera después de que la nubes estuvieran persistentes en el cielo sin llegar a precipitarse, y cómo olvida aquella vez en la que nevó en un día de inmenso calor.
Emocionado se lo contó a su hermana, pero esta no parecía igual de contenta. El un poco culpable, notó que era a causa de la reacción que él había tenido cuando su hermana fue la que descubrió su poder. Probablemente para reivindicarse, tampoco se los contó a sus padres y fingió que no había pasado nada; aunque en privado decidió seguir haciéndolo.
Fue por esa misma época en la que creyó encontrar a su amor de la vida: Katherine, una joven de su misma edad, ese año en el colegio les había tocado en el mismo salón, y tan sólo había sido cuestión de tiempo. Ella le agradaba porque era divertida, bonita, y no tan delicada. Era de esas chicas a las que no les importaba hacer cosas que podría considerarse de chicos, de cierta forma a él le recordaba a su hermana, que jamás dudaba en realizar actividades peligrosas. Con Katherine era más amable que con el resto de las personas.
Su hermana poco a poco dejó de hablar con él, y ya tampoco hacían ese tipo de actividades juntos, por lo que su novia se volvió no sólo su amada, si no también su mejor amiga, aquella con la que podría hacer todas esas cosas que estaba acostumbrado a hacer con su hermana, que ya no hablaba con él.
Un año después más o menos, cuando él tenía 14 años, la presentó a sus padres. Era para él su verdadero amor, y sentía como si con ella fuera a pasar el resto de sus días. Todo en el día que la presentara a sus padres tenía que ser perfecto. Pero había sido el peor de todos.
Su hermana se había mostrado nerviosa e irritada por alguna razón, ese día más que el resto del tiempo. Evans no lo comprendía, porque siempre habían sido muy unidos. En la comida se comportó bastante antipática con Katherine, a pesar de que ella jamás le había hecho nada. Evans se molestó por esa actitud de su hermana, por lo que cuando Katherine se hubo marchado, él la ignoró, y se fue a su cuarto. Horas más tarde la escuchó salir, pero decidió no darle importancia, que hiciera lo que quisiera.
No regresó hasta el día siguiente, y él la notó cambiada, de cierta forma turbada, como si algo le hubiera pasado la noche anterior. Motivado por la molestia que aun sentía del día anterior, no le preguntó, así como tampoco se puso en contra de la idea de que ella se fuera al internado para niñas días después. Tal vez si no se hubieran distanciado como lo habían hecho, habría incluso llorado y rogado para que no se la llevaran: En cambio tan sólo le deseo suerte.
Pero su ausencia se volvió notoria pocos días después. Sin embargo sus padres aseguraban que ahí estaría mejor. Evans no decía nada, porque de cualquier forma no podría ir con ella, era una escuela para chicas, después de todo.
Su relación con Katherine se volvió extraña, pues en ella depositaba todo el afecto y necesidad que tenía con su hermana, dejó de tratarla como una novia y tan sólo la trató como una amiga. Los dos acordaron separarse después de eso, a pesar de que siguieron siendo amigos.
Un año después, su hermana regresó, no había ningún cambio físico en ella, pero se veía mucho más feliz, él también se sintió feliz por tenerla de regreso, y pasaron un tiempo tan sólo hablando y hablando, y también notó que ahora él era más alto que ella.
Todo le pareció perfecto. Hasta que su hermana les contó a sus padres y a él la verdadera razón de su partida. Evans se sorprendió, sin duda, sintió un ligero remordimiento porque estaba seguro que había sido su culpa, pero entonces recordó lo feliz que se notaba su hermanita ahora, por lo que trató de enfocarse sólo en lo fantástico de aquello, ¡En verdad que existen los vampiros! Pero sus padres no lo vieron de la misma forma. A él lo castigaron, y su hermana no volvió las siguientes vacaciones.
Evans estaba consternado por todo lo sucedido, no entendía por qué sus padres reaccionaban de aquella forma, y las decisiones que tomaron, alejar a Erika, tan sólo lo hizo alejarse él mismo de ellos, y de todo lo que representaban.
Fue entonces cuando se volvió mucho más hostil con las personas, no de manera física pero a nivel psicológico trataba de controlar a todos, incluso a sus padres, a los que ya no respetaba. Tuvo muchos problemas por esa época, con su familia y con sus amigos, pero él había decidido hacer todo lo que él quisiera. Las personas ya no le importaban y los consideraba meramente una forma de conseguir lo que deseaba.
3 años después de su partida, su hermana regresó. En realidad, simplemente lo contactaba para reunirse. En un principio le pareció extraño, y sin poder evitarlo desconfió. Pero era la única oportunidad que tenía, después de 3 años, de ver a su hermana, y estaba dispuesto a arriesgarse. La reunión era a apenas unas calles de su casa una hora después de la media noche, por lo que no era complicado salir sin que sus padres se dieran cuenta y regresar de la misma forma sigilosa.
Ella estaba ahí, igual de pequeña de cómo había sido antes, igual de adorable y dulce, igual de sonriente y alegre, esa era su hermana… No importaba si era un vampiro, esa era su hermana, y lo sería siempre.
No pudo evitar sentir una ligera opresión en el pecho. Lo había pensado varias veces, lo sabía, pero era sorprendente verlo con tus propios ojos: Ella jamás envejecería, y se quedaría con ese aspecto de niña a pesar de que teóricamente los dos tenían ahora 18 años. Tratando de aligerar el sentimiento comentó divertido:
-Así me será imposible olvidar tu apariencia nunca- Y aquel había sido el inicio de la conversación, después vinieron abrazos fortísimos hasta doler, y besos tiernos en todo el rostro.
Su hermana le pidió volver al día siguiente, y al siguiente, y al siguiente. Y él iba todos esos días felizmente. Desde la segunda ocasión, tomó la costumbre de pasar por una tienda de víveres antes: Compraba cosas simples, botanas y bebidas, a veces incluso alguna cosa preparada que no necesitara calentarse. No sabía si los vampiros podían comer otra cosa, además de la sangre, pero lo cierto es que nunca pregunto, y su hermana siempre comía lo que sea que le llevara.
En una de esas ocasiones, salió tranquilamente de su casa, un poco tarde para la cita pero sin preocuparse mucho: llevando sus audífonos y su billetera para las compras que haría esa noche. Cruzó la calle hacía la tienda sin fijarse demasiado, a esa hora y por esas calles era muy raro que algún auto pasara, de hecho era incluso más extraño que encontrarse alguna persona vagando por las calles.
Al salir de la tienda, cruzó de la misma forma, llevando sus compras, y emocionado por ver a su hermana, pero calmado porque sabía que al día siguiente también la vería. Un sonido apagado le llegó de algún lado, sabía que no era su música porque conocía esa canción perfectamente y no había ningún sonido parecido, con curiosidad observó a los lados, y una luz intensa y parpadeante le dio de lleno en el rostro. En menos de un segundo supo lo que pasaba, tardó mucho más de lo que debería en reaccionar, llegando a la conclusión de que podría haber hecho algo con su poder, pero en ese instante ya era demasiado tarde. Sintió un fuerte impacto, del que pudo saborear cada espasmo de dolor, y escuchar un zumbido persistente en su cabeza, sabía que era en su cabeza, no podía ser diferente. Pudo oír el rechinido de las llantas del automóvil acelerando, dejándolo ahí. Quiso rogar porque regresara para ayudarlo, pero no lo hizo.
En mucho menos tiempo de lo que el accidente había durado, tuvo la certeza de que moriría: La mitad de su cuerpo ya no la sentía, y el resto dolía hasta el punto de querer gritar y desgarrarse la garganta para poder decirlo: lo hubiera hecho si hubiera podido.
En medio de tanta confusión, escuchó los pasos distorsionados de alguien corriendo, y en medio de la bruma de la oscuridad, observó a su hermana, sus labios se movían, y su gesto era de preocupación. Se veía adorable en opinión de él. La quiso calmar y decirle “No te preocupes hermanita, estoy bien…” Y él se sentía bien, sabía que ya no habría oportunidad, pero hubiera querido tener la fuerza suficiente para acariciar su rostro. Pensó con ironía que descubriría si el cielo existía en unos instantes. Cerró los ojos, ya sin fuerzas para eso siquiera.

Despertó sintiéndose completa y absolutamente dolorido, pero sobre todo confundido por el hecho de haber despertado. Su hermana estaba con él, y él sonrió: Su hermana lo había logrado, había logrado que de verdad él estuviera bien. Se preguntó cómo lo había hecho. El dolor desaparecía rápidamente, y en poco tiempo pudo sentarse por sí mismo para saludarla e interrogarla.
Ella le explicó brevemente, que lo había llevado con su clan de vampiros, Orzhov, y que ahí, lo habían curado lo mejor que pudieron, pero que sin embargo, había estado en algún tipo de sueño profundo por unos cuantos días.
Él quiso saber un poco más de su clan, por lo que se quedó más tiempo ahí. Tampoco quería regresar a su casa, quería estar con su hermana. Y ahora que estaba rodeado de criaturas “peligrosas” sentía bastantes ganas de quedarse a conocer más.
El clan de su hermana se lo permitió por unos días, hasta que le pidieron a ella partir a una ciudad llamada Cinister, para controlar sus habilidades de fuego, también comentaron que habían otras academias: Su hermana le pidió ir con él, y él aceptó.
Evans decidió avisar antes a sus padres, Erika no se negó, sin embargo ella no entró a la casa. Evans tan sólo les dijo que se iría un tiempo, en un supuesto intercambio del colegio. Ellos no dijeron nada, sin embargo le vieron mal. Era como si aun recordaran la ocasión en la que Erika se había ido, y había regresado diferente. A él no le importó mucho, ahora tenía el “derecho” de irse de casa cuando quisiera, y no pensaba hacer nada malo, tan sólo estar con su hermana.
Notaba a su hermana preocupada y un poco triste, no sabía por qué, ya que anteriormente actuaba con normalidad. No quiso preguntar, y mejor decidió que él la ayudaría a recobrar su felicidad.

- Gustos e Intereses: Tomar fotografías y revelarlas manualmente.
Hacer deportes con su hermana, o con otras personas.
Nadar, adora el agua.

- Disgustos: Que su hermana se preocupe tanto por él.
Que la gente no comprenda lo que les está tratando de decir.
Que hablen sobre religión, desde que sus padres negaron a su hermana, ya no está de acuerdo en las ideas de sus padres, ni la de ninguna otra cosa relacionada con la religión.
- Extras: Su hermana le pide volver a tomar fotografías antes de irse por segunda vez, por lo que él lo hace, aunque a la hora de revelarlas, suele ponerse algo paranoico.
A veces trata de hacer figuras más detalladas con sus poderes, y luego congelarlas, pero nunca le salen muy bien si nos son filosas y algo peligrosas.
Evans no sabe que es un no muerto, su hermana no se lo dijo nunca.

- Manga/Anime/Videjouego/Etc: Original
- Nombre del personaje: Original

La vida es corta ¿Te atreverías a vivirla al máximo contando los riesgos que puedan haber?


Última edición por Evans Lecter el Jue Jul 07, 2011 11:21 am, editado 2 veces
avatar
Evans Lecter
Academia Boch
Academia Boch

Masculino

Mensajes : 29
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 22/06/2011
Edad : 25

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Evans Lecter

Mensaje por Alessa Scarlet el Miér Jun 22, 2011 5:30 pm

Ficha aceptada y cerrada.
Recuerda pasar por los registros correspondientes y firmar el censo del mes.


avatar
Alessa Scarlet
Academia Leboeuf
Academia Leboeuf

Femenino

Mensajes : 154
Reputación : 8
Fecha de inscripción : 16/05/2011
Edad : 22

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.