Bienvenidos
¡Bienvenido Invitado a Arcadia! esperamos que disfrutes de tu estancia aquí. Hasta ahora has publicado en el foro 25 mensajes.
-------
Si aún no has pasado por las reglas ó las guías, te sugerimos que lo hagas para mejor comodidad, tanto tuya y de los administradores.
¡Que disfrutes del roleo!
Conectarse

Recuperar mi contraseña

STAFF
Importate!
-Se buscan miembros para el Consejo Estudiantil -Recuerda firmar los censos
Afiliados VIP
Estación del año
Últimos temas
» Reglas generales
Mar Sep 18, 2012 4:55 pm por Tsunayoshi Sawada

» Diario de una bruja
Mar Nov 22, 2011 10:01 am por Emily Aquamoon

» Personajes Ocupados
Mar Nov 22, 2011 7:54 am por Emily Aquamoon

» Registro Estudiantil
Mar Nov 22, 2011 7:50 am por Emily Aquamoon

» Registro de Empleos
Mar Nov 22, 2011 7:45 am por Emily Aquamoon

» Ficha de Emily
Mar Nov 22, 2011 7:40 am por Emily Aquamoon

» Para Afiliar...?
Mar Oct 04, 2011 9:00 pm por SSGaiden

» Hope Estheim
Sáb Sep 24, 2011 7:26 pm por Hope Estheim

» Bryan Wolfman
Mar Sep 20, 2011 8:58 pm por Bryan Wolfman

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 15 el Mar Mayo 31, 2011 8:56 pm.

Y la tierra beberá su sangre [Libre]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Y la tierra beberá su sangre [Libre]

Mensaje por Michaela Baxter el Miér Jun 29, 2011 1:12 am

Estaba molesta. Si, esa era la forma en que se podía definir los sentimientos que recorrían su pecho, quemando cualquier otra posible emoción. Y esa sensación no le agradaba. Era una sensación que subía por su estomago hasta llegar a su pecho y localizarse en la boca. Se mordió el labio inferior con fuerza, hasta sentir las gotitas de sangre que antes de caer, su lengua lamia.
En parte era el deseo claro de alimentarse, de beber aquel liquido vital para los humanos; otro, la imperiosa necesidad de quitarse de encima la quemazón que circulaba en sus manos, como si necesitara golpear algo. Suspiro con pesadez. Ella no era así. No era… violenta. Al menos eso pensaba. Exhalando nuevamente, camino a paso lento entre las calles de la ciudad, apenas fijándose en las personas que transitaban a su lado. Con la vista baja y las manos dentro de los bolsillos de la chamarra oscura que cubría la falda a cuadros negra se interno en una de las tantas calles de la ciudad, caminando sin rumbo fijo.
Buscaba a alguien en especial. Alguien que llamara su atención lo suficiente como para sentir el deseo pleno de hacerse con su sangre. Quizás era su humor o el día encapotado que a sus ojos, no era adecuado. Tampoco era exigente pues a un impulso sencillo, respuestas simples. Pero esta vez no. Torció los finos labios, con frustración. Un día nublado y con la neblina enrollándose en sus tobillos con la clara pinta de que llovería en cualquier momento, no era lo mejor para su carácter. Pero que se podía hacer…
Entrando con lentitud y cierto recelo al jardín lo contemplo. No era un lugar adecuado para estar en un día como aquel, no con la posibilidad de que lloviera y uno se llenara hasta los tobillos de barro pero era el indicado si no quería ser vista. Estaba decidida. Encontraría a alguien, bebería hasta saciarse y regresaría a la Academia. Si encontraba algo mejor que hacer, más que recibido pero mientras tanto…
Camino entre las flores lentamente, fijándose en los colores que incluso en un día como aquel parecían brillar. Posiblemente solo era la causa de una vista tan buena como la suya… Lo medito un segundo antes de tener el descaro de pasar a otro tema. Los jardines estaban vacios, excluyendo a unos cuantos que se apresuraban a buscar la salida. Fue entonces cuando el olor de tierra húmeda la inundo. Pronto llovería. Otro suspiro justo antes de desaparecer. Al abrir los ojos estaba bajo el denso follaje de uno de los tantos arboles, contemplando cómo la gente corría en busca de refugio al momento en que las primeras gotas de lluvia caían. No la habían visto. Bien. Tan solo quedaba esperar por alguien… Quien fuera, tal vez se divirtiera un poco más pues el instinto propio de alguien como ella empezaba a despertar. Esa tarde, alguien seria su presa.
avatar
Michaela Baxter
Academia Leboeuf
Academia Leboeuf

Femenino

Mensajes : 46
Reputación : 4
Fecha de inscripción : 27/05/2011
Edad : 22

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.