Bienvenidos
¡Bienvenido Invitado a Arcadia! esperamos que disfrutes de tu estancia aquí. Hasta ahora has publicado en el foro 25 mensajes.
-------
Si aún no has pasado por las reglas ó las guías, te sugerimos que lo hagas para mejor comodidad, tanto tuya y de los administradores.
¡Que disfrutes del roleo!
Conectarse

Recuperar mi contraseña

STAFF
Importate!
-Se buscan miembros para el Consejo Estudiantil -Recuerda firmar los censos
Afiliados VIP
Estación del año
Últimos temas
» Reglas generales
Mar Sep 18, 2012 4:55 pm por Tsunayoshi Sawada

» Diario de una bruja
Mar Nov 22, 2011 10:01 am por Emily Aquamoon

» Personajes Ocupados
Mar Nov 22, 2011 7:54 am por Emily Aquamoon

» Registro Estudiantil
Mar Nov 22, 2011 7:50 am por Emily Aquamoon

» Registro de Empleos
Mar Nov 22, 2011 7:45 am por Emily Aquamoon

» Ficha de Emily
Mar Nov 22, 2011 7:40 am por Emily Aquamoon

» Para Afiliar...?
Mar Oct 04, 2011 9:00 pm por SSGaiden

» Hope Estheim
Sáb Sep 24, 2011 7:26 pm por Hope Estheim

» Bryan Wolfman
Mar Sep 20, 2011 8:58 pm por Bryan Wolfman

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 15 el Mar Mayo 31, 2011 8:56 pm.

Ecos del alma [Privado]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Ecos del alma [Privado]

Mensaje por Lya el Vie Jul 01, 2011 12:38 am

Río Milia Pasum, 16:15 horas.

La ciudad de Cinister había amanecido con un resplandeciente sol, cielo despejado y una acogedora brisa que movía sutilmente las hojas de los árboles en un vaivén. Una danza impresionante para aquellos observadores que le dedican tiempo a apreciar las maravillas de la naturaleza. Se hacía tarde y no quería quedarse aquel día encerrada en una habitación de cuatro paredes, así que sin pensarlo dos veces se vistió con la primera ropa que vieron sus ojos, blusa sutilmente teñida de color crema y unos par de short rosados algo desteñidos. De ese modo, caminó por algunas horas por las calles de la ciudad, buscando alguna entretención aparente, pero nada, absolutamente nada le llamaba la atención. Fue así que por medio de una conversación ajena escuchó acerca de un río hermoso fuera de la sociedad, no dio por pensarlo ni una sola vez y se puso en camino hacia aquellas aguas.

Paso a paso que daba le era incomodo y mas de alguna vez decidió parar para sacarse los molestos zapatos y seguir a pies descalzo, pero no lo hizo, siguió soportando aquel dolor intenso que percibían sus extremidades inferiores. No quería tocar el suelo en aquel momento, había una gran cantidad de ramas rotas y no era muy conveniente ser victima de un paso en falso y salir lastimada. Prefería mucho más un dolor por un instante que terminaría cuando llegara al río que estar pendiente de una herida profunda y preocupada por la infección.

Pese a todo fue un bonito recorrido hacia el río, ya que pudo apreciar más de alguna mariposa revoloteando por las flores y jugueteando unas con otras. Un recuerdo que no había presenciado desde que era muy pequeña y aquello provocó un sutil brillo de felicidad en su mirar. Apresuró el paso como pudo hasta encontrar el río al fin de cuentas, era hermoso, gigantesco y el agua que corría por su caudal era realmente cristalina. – Her-hermoso… - Musitó un tanto impresionada por la majestuosidad que presenciaban sus ojos humanos, que su palabra la pronunció con un poco de tartamudez.

Y cansada de soportar los pies tan adoloridos por sus botas, se sentó en la orilla del río, sacándose con cuidado el calzado y dejándolo a un acostado de ella, de esa forma poder introducir lentamente los pies a las aguas. Estaba helada, lo pudo sentir al tocar con sus dedos el líquido transparente que corría sutilmente cuenca abajo, pero de igual forma introdujo ambas extremidades y reposó. – Helada… - Dijo abrazándose a si misma y sobándose un poco los brazos al mismo tiempo, con un simple movimiento de muñecas de arriba abajo. Hasta los hombros llegó a subir y los dientes apretar al sentir la temperatura de las aguas sobre su piel, que no duro mucho tiempo, ya que poco a poco se fue acostumbrando aquella sensación, pasando a colocar las manos hacia atrás y cerrar los ojos, de esa manera mantener el rostro expuesto a los rayos del sol y sentir el terciopelado viento rozar por su cuerpo y cabello. Donde las hebras finas se retiraban de las mejillas que siempre cubrían, quedando ahora una blanca cara a la merced.
avatar
Lya
Habitantes
Habitantes

Femenino

Mensajes : 13
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 21/06/2011
Edad : 27
Localización : En algun lugar donde tú no estes...

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ecos del alma [Privado]

Mensaje por Erika Lecter el Vie Jul 01, 2011 8:13 pm

Salió de las academias caminando rápidamente. No quería estar ahí, no quería sentir su aroma, necesitaba alejarse de Evans. Estaba molesta con su hermano pero más consigo misma. ¿Cómo había dejado que eso pasara? En parte era su culpa, lo sabía, pero no podía evitar la rabia hacia el mayor que parecía molesto por el hecho de que le había salvado. Pero no solo rabia, su pecho dolía también. Aquella discusión con él le había lastimado, ¿para qué negarlo si era algo obvio? Incluso si intentaba ocultarlo con el enfado, era evidente su estado. En otro lugar, otra situación, habría buscado al vampiro que hizo al mayor darse cuenta de las cosas, dudar de la verdad creada por ella para protegerle, pero si lo buscaba ahora, ¿qué se supone que haría? Una pelea solo causaría más problemas. Había perdido muchas cosas por él, demasiadas, todo para que el mayor terminara recriminándola por sus acciones, acusándola por haber deseado que pudiera tener una vida normal, justo como había sido hasta el día que murió.

Salió de la ciudad sin mirar nada, todo el tiempo su vista iba clavada en el suelo. Caminó al bosque, fue el primer lugar que vino a su mente donde podría estar a solas y pensar las cosas, buscar una solución a aquellos problemas. Sus pasos eran suaves, apenas sonaban las ramas pequeñas que se partían con su pie al pisar el suelo así como algunas hojas secas. A lo lejos, se escuchaba el agua corriendo libremente rio abajo, siguiendo su cauce. Aquel río era una buena idea, seguramente podría calmarse al llegar ahí y sentarse un rato a reflexionar.

Cuando al fin la corriente de agua estuvo frente a sus ojos, percibió también el aroma de una humana, estaba a unos metros. Entre 10 y 20 metros de distancia las separaban, pudo verla al girar el rostro, una chica entre los 20 y los 25 que se encontraba sentada con los pies adentro del agua. Prefirió mantener la distancia, así no le molestaría y del mismo modo, esperaba no ser molestada por la otra, no se encontraba con muy buenos ánimos.

Suspiró suavemente y se puso en cuclillas, metiendo su mano derecha en el agua. -Está fría…- Susurró para sí misma al sentir el agua. Un par de lágrimas bajaron por sus mejillas, cayendo en la superficie del agua y perdiéndose en ésta al mezclarse. Rió suavemente, una pequeña risita nerviosa -Idiota…-
avatar
Erika Lecter
Academia Zweighaft
Academia Zweighaft

Femenino

Mensajes : 28
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 22/06/2011
Edad : 22

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ecos del alma [Privado]

Mensaje por Lya el Miér Jul 13, 2011 5:59 pm

Siguió unos minutos más con la cabeza echada hacia atrás, bañándose con los candentes rayos del sol que golpeaban con intensidad sobre su rostro y cuerpo, además de la suave agua que acaricia la piel de sus pies y la refrescaba. No podía evitar jugar con su pie diestro en las aguas, moviéndolo de arriba y abajo y dejando que el líquido cristalino se deslizara por su extremidad inferior.

Estaba tan concentrada en aquel relajamiento que no presto mucha atención a los sonidos del alrededor, ni siquiera estaba concentrada para escuchar el sonido armónico que provocaba las aguas del río al bajar y chocar con los extremos de la tierra firme y las rocas que se interponían al paso feroz de su desliz húmedo. Fue solamente el molesto sol que la obligó a ladear su cabeza y observar con la mirada entrecerrada hacia un costado la silueta de una chica. –Una… chica…- Pensó. Abriendo poco a poco los parpados para visualizar mejor.

Por unos instantes, no más de 50 segundos, se quedó fijamente prestándole atención aquella persona. Manteniendo sus pies antes inquietos ahora tranquilos e inmóviles, pensando si aquella chica estaría por los mismos motivos que ella en ese lugar o algo totalmente diferente. Pero el perfil ajeno se veía extraño, intranquilo, aunque podría estar equivocada y la luz del sol le estaba pasando una mala jugada. Sin embargo, eso le pareció. Y sin mover mas que la cabeza separó los labios lentamente para musitar unas palabras. – Ninfa… si yo no lo soy… quizás tu lo seas… - Murmuró con una voz seria y casi imposible de averiguar si estaba bromeando o no, pero eso hacia, quería decir cualquier tontería para que esa chica le prestara un poco de atención.

Sabía muy bien que estaba en un mundo distinto al que solía pertenecer y había una inmensidad de cosas que debía aprender. Quizás este era un instante para saber un poco mas del lugar donde se encontraba y de las personas que formaban parte del mismo. Donde posiblemente aquella mujer no iba ser la excepción. Incluso las palabras que había pronunciado no tenían relación alguno con lo que pasaba en el momento, era algo totalmente sacado de otro tema, algo que quizás parecería estúpido en un comienzo y de una persona determinada por la palabra “loca”.

Pasaron tres segundos después de prenunciar aquella frase entrecortada, volviendo a bajar los parpados y colocar la cabeza nuevamente en su sitio original, bajo los rayos del sol. Era un juego sin perder, no importaba si contestaba y le prestaba un poco de atención o si simplemente se mantenía callada y se iba por haber dicho algo incomodo. No interesaba mucho. Solo siguió como si nada ante su comentario, pensado que raramente las ninfas se muestran en plena luz del día y con tanta ropa encima. Tenía una personificación de esas criaturas un poco mitológicas y sacada de libros mas que nada.
avatar
Lya
Habitantes
Habitantes

Femenino

Mensajes : 13
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 21/06/2011
Edad : 27
Localización : En algun lugar donde tú no estes...

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ecos del alma [Privado]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.